Fotovoltaica conectada a red

Conexión a red

Los sistemas fotovoltaicos  de conexión a red eléctrica constituyen una de las aplicaciones de la Energía Solar Fotovoltaica que más atención están recibiendo en los últimos años, dado su elevado potencial de utilización en zonas urbanizadas próximas a la red eléctrica.

Los sistemas se componen por un generador fotovoltaico que se encuentra conectado a la red eléctrica convencional a través de un inversor, produciéndose un intercambio energético entre ésta y el sistema fotovoltaico característico de este tipo de instalaciones. Así, el sistema inyecta energía en la red cuando su producción supera al consumo local, y extrae energía de ella en caso contrario.

Energía eléctrica a través de paneles solares

Los paneles solares fotovoltaicos compuestos por células policristalinas de silicio, producen, a partir de la radiación solar electricidad CC (corriente continua). La energía eléctrica generada ha de ser adaptada en sus valores de tensión, frecuencia y formas de onda, antes de ser inyectada a la red eléctrica. Esta adaptación la realiza el inversor, equipo que además incorpora las protecciones de seguridad adecuadas de acuerdo a las exigencias técnicas y normativa de la red eléctrica.

La energía inyectada queda reflejada en un contador, el cual definirá los ingresos a recibir por la electricidad generada.

Ventaja del sistema de conexión a red

 

Uno de los factores favorables de los sistemas conectados a la red, es la posibilidad de mejorar la calidad del servicio de la energía suministrada por la red, ya que la máxima producción del sistema fotovoltaico coincide con horas en que los problemas de suministro para las compañías eléctricas son más graves.